Descripción

Situado extramuros como dictaban las leyes sanitarias romanas, es una estructura funeraria de planta rectangular, que mide 12,7 metros por 8 metros de lado y unos 5 metros de altura. Está construido en fábrica interna de hormigón mezclado con piedras (“opus incertum”) y recubierto tanto interior como exteriormente con sillares escuadrados de piedra caliza local. Se accede actualmente a su interior por una falsa puerta practicada por una de las hornacinas, ya que en realidad pudo ser una especie de “hipogeo” exento.La cámara o cripta está cubierta por una bóveda de medio cañón fraguada en hormigón con un diámetro de 2,95 metros y una altura de suelo a techo de 4,70.

Planta

planta-vivienda3

Situación

Las cuatro caras internas son simétricas entre sí, de forma que la frontal y la trasera tenían hornacinas de arco rebajado y dovelas de sillar, y a sus lados pequeños nichos (“loculi”) para alojar las urnas cinerarias. En la principal se aprecia un pequeño podium escalonado. Las dos laterales tienen también nichos pequeños, pero presentan unas hornacinas mucho más grandes y profundas que pudieron servir para albergar imágenes o estatuas.En su planta superior pudo haber un altar al aire libre para celebrar los ritos funerarios. Se fecha entre el siglo I y el II d.C. y pudo pertenecer a una poderosa familia ocuritana o bien a un “collegium funeraticium” (sociedad funeraria destinada a dispensar los servicios funerarios a sus afiliados).

Fotografías